Ropa Hippie y natural según colores

Todos queremos tener ropa de marca y gastar grandes sumas de dinero. Si puedes, ¡bravo!, pero la realidad económica de todas las lectoras no es la misma. Lo ideal es invertir en ropa o accesorios de buena calidad para que tengan mayor durabilidad; pero si no te da el presupuesto, no hay problema solo opta por verificar costuras, calidad de telas o material y sobre todo, comparar los diseños con los originales. Si aun tienes dudas sobre qué comprar, que sean piezas clásicas o básicas. Además, en el artículo de hoy, te vamos a enseñar a comprar ropa según los colores.

¿Cómo influyen los colores en la compra de ropa hippie o boho chic?

El estilo hippie no tiene una temporada como las tendencias, ten tu individualidad muy presente a la hora de vestir para que siempre prevalezca tu estilo. La colorimetría te puede ayudar a sacar el máximo partido de todas las prendas de ropa, pero no debes olvidar tu estilo. Sin duda, si te gusta el estilo boho chic o algo más hippie, tienes muchas opciones de colores. Solo tienes que saber combinar bien tu estilo con los colores que más te favorezcan. Esperamos que los consejos que hoy te damos te sirvan cuando vayas a comprar ropa boho chic en cualquier tienda online o física.

¿Qué es la colorimetría?

La Colorimetría es el análisis de las características físicas de las personas que están en armonía entre sí, es decir, los ojos, la piel, el color de cabello natural todo se complementa una vez que identificas la paleta de color que te corresponde. Esta ciencia fue iniciada como ya mencioné con anterioridad por Van Goethe en los años 1749 a 1832, luego el suizo Johannes Itten entre 1919 y 1933 fue más allá creando cuatro paletas de colores correspondientes a las cuatro estaciones en las cuales se incluía cuatro diferencias.

De 1911 a 1994, Suzanne Caygill combinó la psicología del color de Goethe con la teoría de temporada de Itten. Concluye que las personas contienen la información de su coloración en su naturaleza.

Carde Jackson en 1980 escribió un libro llamado “Coloréame Hermosa”, donde creó un sistema de simplificación a la hora de asignar un tono y temporada de color. La paleta natural de tu cuerpo armoniza con 1 a 12 paletas que se diferencian en calidez, brillo y luz. Estas paletas son llamadas temporadas.

¿Cómo hacer un “análisis de color” de ti misma?

Primero determina si eres un tono cálido o frío. Entre los cálidos están: primavera y otoño; y en los fríos: invierno y verano. Asegúrate que donde hagas esta prueba, la luz sea natural y que sea buena, el usar luz artificial hará la prueba inexacta.

Primer paso: “La prueba de color”. Toma un trozo de tela dorada y otro de tela plateada -también funciona con un pedazo de papel-, que puedas doblar sobre tu brazo. Seguidamente
toma en cada brazo o mano, un color. Con el color incorrecto la piel se verá dispareja pero si por el contrario, el color es el correcto, el color de tu piel se mezclará con el papel o la tela.

Plateado – Frío

Dorado – Cálido

Segundo paso: Otra manera de determinar si eres fría o cálida. “La prueba de las venas”. Mira tus muñecas y observa el color de tus venas -de nuevo verifica que tengas luz natural-, pueden ser azules o verdes. Es importante no hacer el test luego de tus vacaciones en la playa, recuerda que si estás bronceada, no funcionará.

Venas verdes – Cálida

Venas azules – Fría

Muy bien, ya determinamos la primera parte, ahora hay que saber de cual subgrupo formas parte:

Fríos – Verano o Invierno

Cálidos – Primavera u Otoño

Basándote ahora en el color de tus ojos y cabello.

Colores Fríos

Invierno

Cabellos negro, negro azulado, castaño oscuro, castaño medio y canoso plateado. Ojos negro, marrón, marrón oscuro, avellanas, celeste o verde. Tono de piel azulado por lo que le favorece los colores fríos. Los colores que le favorecen a las personas en invierno son: el blanco, todos los grises, todos los azules, los tonos violeta o borgoña, rojos y fucsia. Debes evitar el beige, el dorado, el naranja y los colores pasteles.

Verano

Color de cabello: rubio oscuro, rubio, cenizo, cenizo claro. Ojos azules, grises y gris verdoso y café aceitunado. El tono de la piel tiene un fondo más rosado. Los colores que le favorecen son: todos los grises, amarillo pálido, azules suaves, rosas pálidos, lila y tonos pasteles en general. Deben evitarse los tonos tierra y los naranja.

Colores Cálidos

Primavera

Color de cabello rubio, rubio dorado y castaño. Ojos verdes, azules y avellana claro. La tonalidad que tendrá tu piel si perteneces a esta temporada es amarilla. La teoría del color para ti recomienda que uses: amarillo dorado, melocotón, verdes, azul claro y naranja. Colores que debes evitar: gris, negro y colores oscuros y sin vida en general.

Otoño

Color de cabello castaño oscuro y medio, pelirrojo, rojizo, rubio oscuro. Ojos: marrón, marrón oliva y verde. También presentan una tonalidad amarilla en su piel. Lo más aconsejado para tí son los colores tierra: Caqui, naranja, marrón oscuro, verde oliva, camel, dorado y violeta oscuro. Deben evitarse los colores pasteles, el negro y el blanco.

Ahora te preguntarás: ¿si pertenezco a una temporada, no puedo usar los colores de otra? ¡Sí!, el detalle es que al no usar los colores de tu paleta natural en las tendencias de moda, resaltarán algunas imperfecciones indeseables en tu rostro; lo que te sugiero, que no dejes de usar los colores que te gustan, pero que lo hagas de manera inteligente, es decir, úsalos en prendas secundarias – accesorios- o en prendas alejadas de tu rostro.